Publicidad, arte y viceversa

pizza_hut_adam_creation

Entrada publicada originalmente en Haz el blog y no la guerra.

Hace algunos meses hablamos de la apasionada relación que viven música y publicidad, un idilio que no ha pasado desapercibido para otra disciplina tan atractiva como el arte que también mantiene, incluso antes que la música, una relación con la publicidad. Sin embargo, en todo romance que se precie siempre ha habido sus más y sus menos sobre quién llevaba los pantalones ¿la publicidad es arte? ¿se puede considerar el arte publicidad?

Para empezar, el arte no es publicidad ya que su función es principalmente estética y que la publicidad no es arte ya que persigue un objetivo comercial. A pesar de todo, ambos siempre han querido su parte de protagonismo. A lo largo de la historia han sido numerosas las manifestaciones artísticas que se crearon con el fin de transmitir a los ciudadanos la realidad a favor o en contra de un régimen. Por ejemplo El Guernica de Picasso, realizado por encargo del gobierno de la República, se convirtió sin duda en la campaña publicitaria más efectiva para dar a conocer al mundo las atrocidades que se cometieron durante la Guerra Civil Española.

Desde siempre ha sido un matrimonio difícil pero han sabido mantenerse unidos. La publicidad ha crecido y madurado gracias a las grandes lecciones del arte, así como el arte ha tomado algunos fundamentos de la publicidad para acercarse al público y no permanecer estática dentro de los museos. La combinación de ambos ha permitido asociar los valores de una obra/artista a los atributos del producto/marca y fruto de esta relación han surgido célebres herederos.

El actual éxito que vive la marca Absolut se lo debe al arte y sobre todo a los artistas que desde un principio colaboraron con la marca para hacer de su botella un icono reconocido internacionalmente. Tras el primer anuncio diseñado por Andy Warhol, le siguieron celebridades como Keith Haring, Damien Hirst, Kenny Scharf e incluso un español, Oscar Mariné. Actualmente suma más de 800 campañas firmadas por artistas.

absolut_warhol

absolut_haring

absolut_hirschfeld

absolut_marine

Abierta a la imaginación, Lego también ha creado algunas de sus campañas más notorias a partir de reconocidas obras como ‘Lunch Atop a Skyscraper‘ de Charles Ebbets o los universos imposibles de Maurits Cornelis Escher. Una marca que ha conseguido hacer historia.

lego_ali

lego_tank

lego_ebbets

lego_escher_1

lego_escher_2

Benetton, marca de gran reconocimiento mundial, también ha manifestado una estrecha vinculación con el arte. A su éxito han contribuido especialmente las polémicas campañas realizadas entre 1980 y 2000 por el fotógrafo Oliviero Toscani, en las que intentó abrir los ojos al mundo sobre la realidad que se vivía. El único elemento que justificaba el fin comercial de estas campañas era la presencia del logotipo ‘United Colors of Benetton‘, sin él habrían tenido cabida en cualquier museo o exposición sin ningún problema.

benetton_beso

benetton_condoms

benetton_esposas

benetton_silla_electrica

Otras marcas que han recurrido a esta fructífera relación son Lexus, Volkswagen, Audi

volkswagen_bosch

volkswagen_dali

volkswagen_magritte

lexus_dali

lexus_vangogh

audi_escher_1

audi_escher_2

La publicidad y el arte seguirán juntos por mucho tiempo, aprendiendo y evolucionando para ofrecernos lo mejor de cada uno. Lo que ha unido el hombre que no lo separe Dios.

Fuentes consultadas:
- Ensayo La publicidad como arte y el arte como publicidad de Juan Carlos Pérez Gauli
- Campañas extraídas de Ads of the World, Ideacreativa y Paint-Ing.Inc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, respeta el resto de opiniones. Insultos y comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados.