Publicidad creativa a lo Minority Report

Publicidad creativa a lo Minority Report

Si has visto en alguna ocasión la película Minority Report, protagonizada por el actor Tom Cruise, casi seguro que te quedaste un poco loco con las maravillas de la publicidad del año 2.054. Si no la has visto, esta entrada puede contener algún que otro spoiler de la película [es broma] sobre la capacidad tecnológica de los soportes publicitarios para reconocer y perseguir al usuario con el fin de lograr una publicidad más personalizada, interactiva y con afán de que no pase desapercibida.

Un formato publicitario, bastante cercano a la ficción futurista, es el que han logrado los chicos de Ogilvy en Londres para la Protectora de Animales Battersea con el objetivo de fomentar la adopción de perros y gatos. La acción publicitaria comienza con algo tan efímero y devaluado como un folleto repartido por un grupo de voluntarios, que en la mayoría de los casos suelen ser ignorados.

Hasta aquí puede parecer una acción bastante pobre, sin embargo estos folletos incorporaban tecnología RFID que se sincronizaba con diferentes soportes publicitarios, como pantallas, vallas y marquesinas interactivas del centro comercial Westfield, de manera que una vez el usuario recibía el mencionado folleto, los diferentes soportes publicitarios se activaban y mostraban una mascota que perseguía literalmente al usuario en su travesía por el centro comercial para ser adoptado.

No cabe duda que cada año que pasa estamos más cerca de que formatos como este se hagan más y más populares permitiendo mayores niveles de personalización, interacción he incluso memoria hasta alcanzar un nivel de hipersegmentación que puede dar incluso miedo. Aquí tienes el video:



Vía Digital Buzz Blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, respeta el resto de opiniones. Insultos y comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados.