Las 4 lecciones sobre marketing mix que nos enseña Breaking Bad

Lecciones Marketing Mix Breaking Bad

Este año será recordado, entre otras muchas cosas, por poner el punto y final tras cinco largas temporadas a la serie Breaking Bad. Si Lost nos parecía difícil de superar en cantidad de aspectos, Breaking Bad ha sabido rentabilizar bien su puesta en escena y mantenernos inmóviles frente a la pantalla. Por este motivo, hemos querido indagar en la serie, tras descubrir este post, para extraer algunas valiosas lecciones sobre el marketing mix, la famosas 4P’s que le han dado peso al argumento de la serie: producto, distribución, promoción y precio.

Avisamos que esta entrada puede contener spoilers de la serie.

Producto

Todo aquello (tangible o intangible) que se ofrece a un mercado para su adquisición, uso o consumo y que puede satisfacer una necesidad o un deseo.

Se encontró con su océano azul, nunca mejor dicho. Mientras que el resto de participantes del mercado prefería rebajar la calidad del producto para producir mayor cantidad, Walter White buscó desde el principio romper el mercado con su propia fórmula, aprovechó sus conocimientos como profesor de química para lograr un estándar de calidad tan elevado que no tenía competencia.

Además, su producto tenía otra característica que también lo hacía único, inimitable y sobre todo reconocible, el color azul. Una marca accidental con la que ningún distribuidor contaba hasta ese momento y que facilitó en gran medida la diferenciación de la competencia.

Distribución

Canales para comercializar el producto o el servicio que se ofrece (elemento imprescindible para que el producto sea accesible para el consumidor).

Tan importante es cuidar del producto como del canal de distribución. De hecho, este aspecto juega un gran papel en la trama de la serie ya que marca buena parte del hilo argumental. La lección que se aprende en este sentido es que contar con un colaborador de confianza es esencial para que tu producto llegue con garantías al público final y a través del mayor número de canales posibles. Otro aspecto a valorar sobre la distribución es la negociación, importante para lograr un servicio de calidad a un coste razonable.

Promoción

Comunicar, informar y persuadir al cliente y otros interesados sobre la empresa, sus productos, y ofertas, para el logro de los objetivos organizacionales.

Por el tipo de producto del que hablamos, la promoción puede parecer la más olvidada, sin embargo, es vital para el éxito del producto. Gracias a una de las técnicas más antiguas, el boca a boca, Walter White consigue poner en marcha un monopolio en el que la demanda no cesa hasta el punto de poner en apuros la viabilidad del negocio. Si tu producto es el mejor, las recomendaciones saldrán solas de boca de los propios consumidores, que estarán encantados de compartir las bondades del producto entre sus círculos más cercanos.

Precio

La cantidad monetaria de intercambio asociada a la transacción (aunque también se paga con tiempo o esfuerzo).

Dada la fuerza del resto de elementos del mix, el precio es la variable que menos protagonismo tiene al tratarse de un producto de alto valor percibido. No obstante, la avaricia de Walter White por obtener mayores ingresos y reducir los porcentajes de los intermediarios ocasiona serios problemas que afectan en ocasiones a la distribución del producto.

Si quieres leer otras curiosidades marketinianas sobre Breaking Bad, quizás te interese esta otra entrada sobre el emplazamiento de marcas ficticias dentro de la serie.

Entrada publicada originalmente en Haz el blog y no la guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, respeta el resto de opiniones. Insultos y comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados.